Nuestros alumnos son atendidos por un equipo de profesionales plenamente cualificados  y claramente identificados en el Proyecto Educativo y el Carácter Vicenciano que nos caracteriza, y con un permanente afán de actualización y formación.

    El día a día  se  basa en una atención minuciosa e individualizada del alumnado, apoyándonos en una relación fluida de colaboración y comunicación diaria con las familias. No nos sentimos unicamente transmisores de conocimientos, somos fundamentalmente educadores en el más amplio sentido de la palabra. El diálogo y la relación entre alumnos y profesores es absolutamente esencial en el Centro. Este diálogo, basado siempre en el respeto mutuo, supone, desde la perspectiva del profesor, conocer perfectamente al alumno y entenderlo como persona, con una dimensión superior a la de mero estudiante.
 
   Junto con los demás sectores del personal de Centro buscamos una educación integral en conocimientos, destrezas y actitudes de los alumnos en todos los ámbitos de la vida, que busque el pleno desarrollo de la personalidad y de las capacidades, ofreciéndoles campos de experiencia cada vez más amplios, junto con un ambiente placentero y rico en estímulos.
 
    Es para nosotros una satisfacción inmensa el trabajar  día a día con nuestro alumnado. 
Scroll to top